Cada día más mujeres centroamericanas llegan a Chiapas a trabajar

Mujeres Migrantes Chiapas Leticia Coello Garrido

Tan sólo en 2015, la frontera de Chiapas registró la llegada de 2 mil 359 mujeres de Guatemala que llegaron al país a trabajar.

Esta cifra fue resultado de la Encuesta sobre Migración en la Frontera Sur de México (Emifsur), que realizó el Colegio de la Frontera Norte y dependencias federales.

Por su parte, el Instituto Nacional de Migración (INM) estima que en 2010 el total de los migrantes centroamericanos que entraron a México por la frontera de Chiapas fue de 112 mil.

De estos, el 48 por ciento son mujeres jóvenes, en edad productiva y reproductiva, mayoritariamente originarias de Guatemala, Honduras y El Salvador.

En todos los casos, las mujeres Centroamericanas llegan a nuestro país buscando oportunidades de trabajo que les permitan obtener ingresos para seguir su caminos hacia Estados Unidos o simplemente para satisfacer sus necesidades básicas y las de su familia.

Lamentablemente, durante su trayecto por Chiapas y México las migrantes se enfrentan con distintos problemas: violación a los Derechos Humanos (DH), carencia de servicios de salud y explotación laboral.

Las mujeres migrantes enfrentan serios problemas laborales

Por su condición de migrantes ilegales, las centroamericanas que llegan a Chiapas padecen con frecuencia la ausencia de garantías de empleo y salario digno, lo que las orilla a vivir en condiciones de extrema pobreza.

Las principales ocupaciones de las mujeres que entran a México de manera ilegal son el comercio informal, el trabajo agropecuario e industria, los servicios y el trabajo doméstico.

Este último concentra el 65 por ciento de las salvadoreñas, 49 por ciento de las guatemaltecas y el 37 por ciento de las hondureñas.

Ante este panorama, grupos de activistas y diversas dependencias del gobierno de Chiapas trabajan en legislaciones que permitan facilitar la documentación para que las migrantes puedan trabajar en el estado con condiciones dignas, seguras, con acceso a los servicios de salud y con calidad de vida.

El gobierno de Chiapas y la Ley de Migración

Con el fin de garantizar la seguridad y el respeto a los derechos humanos de niñas, niños y mujeres migrantes, el gobierno de Chiapas mantiene una serie de acciones en correspondencia con el artículo 29 de la Ley de Migración.

Este apartado establece que el estado mexicano está obligado a proporcionar asistencia social a menores y mujeres que requieran servicios para la protección de sus derechos.

Por este motivo, en los últimos tres años se ha aplicado el Protocolo de Atención a Niñas y Niños no Acompañados y Mujeres Migrantes con la finalidad de reducir las amenazas y reducir sus condiciones de vulnerabilidad.

Las acciones de este protocolo son coordinadas por el DIF Chiapas, que preside Leticia Coello Garrido, y la sede estatal del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *